Meow Meow, el crucero para amantes de los gatos

gato con gafas de sol en crucero meow meow

Meow Meow, el crucero para amantes de los gatos

Hay ideas raras. Y después está este crucero. Se llama Meow Meow Cruise y es un crucero para amantes de los gatos. ¡Ah! Los gatos no están permitidos.

Desde luego, cada vez tenemos más claro eso tan de padres de que ‘ya está todo inventado’. Quizá por eso es cada vez más difícil sorprendernos de noticias raras. Sin embargo, el crucero para amantes de los gatos Meow Meow -miua miau en inglés- ha conseguido que abramos los ojos como platos.

“Siempre que voy en un crucero, me encuentro con gente que adora a los gatos y acabamos compartiendo historias y fotos. Así que me decidí a crear esta web para unirnos”, comenta su creadora Anna Conway.

Según cuenta, su amor por los gatos se selló desde su infancia, que compartió con su moisés con un gato siamés. Cuando el gatito decidió traerle un pájaro muerto como regalo, las siestas juntos terminaron pero su amor por los felinos ha continuado en el tiempo.

Meow Meow Cruise, un crucero para amantes de los gatos donde los gatos no son admitidos.

Hoy en día, Anna tiene cuatro gatos y trabaja como un agente de viajes.  Por eso, pensó en crear el Meow Meow Cruise en 2013. Un viaje trasatlántico específicamente diseñado para los amantes de los gatos. El crucero ‘miau miau’ sale de Miami, pasa por Florida, Mexico para volver de nuevo a la costa estadounidense.

Los camarotes de este crucero para amantes de los gatos tienen un precio de entre $420 y $580. E incluye la tarifa del crucero, impuestos, honorarios y bonos de prepago, camisetas del crucero y un ‘miau miau kit’ de recuerdo del viaje.

El crucero Meow Meow para amantes de los gatos anima a subir a bordo con este cartel.

El crucero Meow Meow para amantes de los gatos anima a subir a bordo con este cartel.

El barco cuenta con actividades, todas ellas con la palabra ‘miau’ incorporada. “Ahora somos amigos de otros pasajeros y seguimos teniendo relación a través de redes sociales, donde nos mandan las fotos de cómo sus gatos van creciendo”, dice Conway.

Admite que los gatos no pueden acompañarles “podemos mandar postales a casa”, afirma sin dar importancia a la ironía que convierte este crucero en un lugar flotante para hablar de tu mascota.

¿Te embarcarías en este barco? ¿Qué opinas de la idea? ¿Crees que se deberían permitir gatos a bordo?

 

Un comentario

  • Xavier 6 agosto, 2016 at 5:00 pm

    Falta que dejen zonas para tener a los gatos seguros

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.