Mascotas, la película: ¿Qué hacen cuando no estás en casa?

pelicula-mascotas-1

Mascotas, la película: ¿Qué hacen cuando no estás en casa?

¿Cómo es la vida de nuestras mascotas cuanto no estamos en casa? Los creadores de ‘Gru, mi villano favorito’ se atreven a imaginarlo en la película ‘Mascotas’.

Aunque a muchos nos gustaría, estar con nuestras mascotas las 24 horas es imposible. Las obligaciones del día a día hacen que perros, gatos, hamsters y demás peludos pasen tiempo solos en casa. La película Mascotas, que se estrena el 5 de agosto, nos muestra en clave de humor qué hacen en esos momentos.

Por Mavi Revuelta.

Curiosos por naturaleza. Así somos los seres humanos. Y esa misma curiosidad es la que llevó a Illumination Entertainment y Universal Pictures a unir fuerzas por quinta vez y dar vida a su nuevo proyecto de animación. Ambas productoras presentan la película Mascotas (The secret life of pets en su versión original), que se podrá ver en nuestros cines a partir del 5 de agosto.

Seguro que son muchos los dueños que se preguntan qué hace su mascota en casa mientras no están. Esa misma duda surgió hace unos años, cuando la plantilla del ya nombrado estudio de animación, Illumination Entertainment, estaba terminando Gru 2. Una pregunta a la que han respondido en forma de lo que mejor saben hacer: una película.

La que promete ser todo un éxito en España, al igual que ya ha ocurrido en Estados Unidos, estrenada el pasado 8 de julio. O como en 2015 con su predecesora, Los Minions, que recaudó 24 millones de euros en nuestro país.

Quién es quién

Chris Renaud, director de la película Mascotas junto a Yarrow Cheney, siempre ha tenido animales en casa. Y puede que ellos le sirvieran de inspiración a la hora de crear el elenco principal. Un elenco que tiene voz gracias al guión de Bryan Lynch, Cinco Paul y Ken Daurio.

Conoceremos a Max, un mimado terrier que no puede vivir mejor en un apartamento de Manhattan con su dueña, Katie, por la que siente devoción. Será precisamente ella quien ponga su mundo patas arriba (nunca mejor dicho) al adoptar a Duke, un enorme mestizo que aparece por sorpresa y con el que todo se complica al tener que compartir la convivencia. Y ésta no será fácil al principio. Un tema que tendrá que afrontar, ocurriendo algo parecido a cuando llega un nuevo hijo a la familia. La pelusilla, que le llaman.

Tras varios desencuentros, ambos perros acabarán en la calle. Allí conocerán a Pompón, un conejo blanco cuyas intenciones y apariencia no son tan puras como el color de su pelo, ya que pretende vengarse de todas las mascotas felices y con dueño formando un ejército de animales abandonados.

Junto a ellos, aparte de los típicos pájaros y peces, podremos ver también a la vecina de Max, Bridget, una pomerania blanca; y a su amiga Chloe, una gata que en lugar de alegrarse cuando le sirven comida en el plato, la rechaza. Ella es más de abrir la nevera y ver qué se le antoja, y aunque intenta luchar contra su hambre voraz, pocas veces lo consigue.

Completan el reparto Mel, un pug poco espabilado y entrañable; Buddy, un teckel que no necesita spas para relajarse; Norman, un divertido conejillo de indias y Tiberius, un solitario halcón que se une a la pandilla.

Qué hacen: realidad vs ficción

La película Mascotas da rienda suelta a la imaginación y nos presenta situaciones que son imposibles ver fuera de la gran pantalla. Hay para todos los gustos: desde ponerse a jugar a un videojuego de realidad virtual o darse masajes con la batidora hasta cambiar la música que suena en el equipo y montarse un concierto heavy en pleno salón, coro incluido.

No ocurre en todos los casos, pero en la vida real son muchos los animales (sobre todo los perros) que no se lo pasan tan bien al estar mucho tiempo solos en casa. Y es entonces cuando el aburrimiento o la ansiedad aparecen y tienden a ponerse nerviosos.

Lo más común es que empiecen a ladrar, aullar o gimotear y a recorrer la casa en busca de alguien. Es habitual también que arañen puertas, se suban a sofás y sillones cuando no lo tienen permitido o empiecen a trastear, cogiendo, mordiendo, tirando o incluso, rompiendo cosas.

¡Pillados!

Algunos dueños no dudaron en satisfacer la curiosidad de la que hablábamos al principio. Para ello, instalaron cámaras en su domicilio y vieron con sus propios ojos a qué se dedicaba su perro tras cerrar la puerta. ¿El resultado? ¡De todo! Algunos perros añoraban a sus compañeros humanos mirando a la puerta mientras otros aprovechaban para hacer todo eso que nos les dejamos hacer en nuestra presencia.

¿Has puesto alguna vez una cámara para grabarle mientras no estás? Si es así, mándanos tu vídeo a contacto@conbuenapata.com y ¡haz famosas las aventuras de tu mascota!

Imagen de la película Mascotas

Qué hacer para ayudarles

Por tanto, la conclusión es que la mayoría de las veces, nuestras mascotas no llevan bien la ausencia de gente en casa. Enseñarles a que sepan estar solas es fundamental. Muy importante también es que se den cuenta de que, cuando lo están, no tienen nada que temer.

Aquí os dejamos algunos consejos que se pueden poner en práctica para que lleven mejor esta situación.

  • Deja la radio encendida. Así sentirán compañía. No funciona con todos los animales pero a algunos les ayuda.
  • Sácalo a pasear antes de marcharte para que esté cansado y tranquilo. Una vez de vuelta, deja la habitación en la que esté con las persianas bajadas y las cortinas echadas, lo que ayudará a que se quede dormido. También lo hará que coma justo antes. Ya se sabe que todos dormimos mejor con el estómago lleno que si empezamos a tener hambre.
  • Déjale algún juguete para que se entretenga y el tiempo pase más rápido. Cada día puede ser uno distinto para que no se aburra del mismo.
  • Puedes variar el tiempo que te vas. Empezar con períodos cortos que se vayan alargando para que se pueda ir acostumbrando poco a poco.
  • No hagas que tenga una gran dependencia de ti. Es decir, cuando estés en casa, que tu atención no se centre 100% en ella, aunque así la reclame. Déjale su espacio.
  • No está de más decir que no dejes libre acceso a lugares donde haya materiales peligrosos y que siempre tenga comida o agua a su alcance, aunque como dato curioso diremos que algunos no hacen caso de esto último hasta que hay alguien en el hogar.

Y tú, ¿haces alguna de estas cosas para mantener a tu mascota entretenida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.