Otitis en perros

201504101213419fd7c9fc436c0b439e0b56159eafacc8

Otitis en perros

¿Tu perro no para de sacudir la cabeza y rascarse las orejas con las patas u otros objetos? Lee este artículo sobre los peligros de la otitis en perros.

Si las orejas de tu perro desprenden mal olor, presenta cerumen y están enrojecida o si no para de sacudir la cabeza, tenemos una mala noticia: estamos ante un posible caso de otitis en perros.

La otitis externa es una patología muy frecuente en perros. Se trata de la inflamación del conducto auditivo externo y muchas veces se presenta junto a una otitis media al profundizar al oído medio.

¿Pero qué es eso del oído externo y medio? El oído se divide en tres partes: el oído externo, que se encarga de la recepción del sonido, el oído medio, que convierte el sonido en vibraciones mecánicas y el oído interno, en el que las vibraciones anteriores se transforman en impulsos eléctricos que son enviados al cerebro.

El conducto auditivo externo tiene una forma que asemeja una L, ya que está formado por una porción vertical y otra horizontal, lo que puede llegar a dificultar la eliminación natural de desechos del canal auditivo.

veterinario examina otitis en perros

Por qué se produce la otitis en perros

Lo que hace que nuestro perro desarrolle una otitis es la confluencia de una serie de factores:

Los llamados factores predisponentes engloban a un conjunto de condiciones que favorecen el desarrollo de microorganismos. Por si solos no producen otitis pero aumentan la probabilidad de que se produzca. Por ejemplo, un estrechamiento del conducto auditivo, una obstrucción por un tumor o pólipo, una falta de ventilación del conducto en perros con orejas péndulas (por ejemplo en razas como Cocker o Beagle) o un exceso de pelo en el oído (muy típico en el caniche).

Por otro lado están las causas directas de las otitis externas: parásitos, cuerpos extraños (como las espigas), alergias… Para evitar que nuestra mascota vuelva a tener otitis es muy importante averiguar cuál es la causa primaria y tratarla.

También hay que controlar los factores secundarios, entre los que se encuentran las bacterias y los hongos. Hay que tenerlos en cuenta a la hora de tratar la otitis porque si no impedirán la curación.

Tratamiento para otitis en perros

Lo primero: Es importante ir al veterinario para que le examinen bien el oído y que le tomen muestras para poder establecer un diagnóstico, monitorizar bien la terapia y establecer un tratamiento adecuado. No todos los casos son iguales ni todas las otitis en perros tienen la misma gravedad.

Existen muchas soluciones óticas en el mercado por eso es importante encontrar la causa para dirigir la terapia por el buen camino.

¿Algo que puedes hacer en casa? ¡Limpia sus orejas! La limpieza del conducto auditivo es esencial para que el tratamiento sea efectivo. No se recomienda el uso de ningún tipo de hisopo o bastoncillo. La forma correcta consiste en el uso de soluciones limpiadoras, le aplicamos la cantidad indicada, masajeamos el oído un rato y limpiamos la zona externa con unas gasas.

 Puntos importantes para limpiar los oídos de tu perro
  • No limpiar los oídos de nuestro perro con hisopos o bastoncillos.
  • No limpiar los oídos de forma adecuada puede provocar un exceso de humedad y predisponer a una otitis.
  • No arrancar los pelos de los oídos del perro ya que produce heridas e inflamación que pueden influir en el desarrollo de otitis.
  • Nunca suspender el tratamiento sin consentimiento del veterinario, aunque se observe mejoría.
  • Un 80% de los perros con atopia y la alergia alimentaria sufren problemas de otitis

¿Necesitas más ayuda? Escríbenos en la sección Contacto o localiza a tu veterinario/a más cercano en nuestro buscador de clínicas veterinarias VetAdvisor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.