¿El mejor amigo del hombre? ¡El caballo!

caballos-mejor-amigo-del-hombre

¿El mejor amigo del hombre? ¡El caballo!

¿Susurrar a los caballos? No, no hace falta para que establezcas un vínculo con ellos. Un reciente estudio demuestra que los caballos pueden leer las emociones humanas.

Los caballos son animales increíbles pero incluso más de lo que pensábamos. Amy Smith, especialista en comunicación entre mamíferos e integrante de la investigación en la Universidad de Sussex (Reino Unido), explica: “Sabíamos desde hace tiempo que los caballos son especies socialmente sofisticadas, pero es la primera vez que se ha podido demostrar su capacidad para saltar la barrera entre especies hasta el punto de “leer” las emociones humanas”.

En el estudio, se concluye que, si un caballo ve una cara con gesto enfadado, lo más probable es que aumenten sus palpitaciones, gire la cabeza e incluso que te devuelva una mirada amenazante. Al contrario, si reconoce una sonrisa, se dejará acariciar y seguirá mirándote de frente.

“Es interesante observar que los caballos tuvieron una fuerte reacción a las expresiones negativas pero en menor medida a las positivas, lo que puede ser debido a que es particularmente importante para los animales reconocer las amenazas en su entorno En este contexto, el reconocimiento de rostros airados puede actuar como un sistema de alerta, lo que permite a los caballos anticipar el comportamiento humano negativo, como un manejo brusco”, apunta la investigadora.

Como conclusión, el estudio pone a los caballos a la altura de los perros en cuanto a sus habilidades comunicativas con los seres humanos.

El experimento

Los expertos eligieron a 28 caballos para probar sus reacciones al ver distintas imágenes de humanos expresando un amplio rango de expresiones faciales. “La reacción ante los rostros enfadados fue especialmente clara en todos ellos”, recalca Smith. “El ritmo cardíaco se les aceleraba en el acto y la tendencia era a volver la cabeza para ofrecer el ojo izquierdo”.

El ojo izquierdo es el “ojo malo”. En los mamíferos, el ojo izquierdo es el encargados de enviar la información al lado derecho del cerebro

En los cerebros de los mamíferos, el ojo izquierdo envía directamente la información al lado derecho del cerebro, desde donde se procesa la reacción ante estímulos amenazantes.

Y tú, ¿entiendes a los caballos?

Como en toda relación, la interacción es un camino de doble sentido. Para conseguir un entendimiento con los caballos, no basta con que ellos se amolden a tus emociones sino también que tu sepas escuchar y leer las suyas.

Las expresiones faciales de los caballos varían sobre todo en dos partes de su anatomía: las orejas y los ojos. Esas dos zonas de su cabeza te darán la clave para saber cómo se encuentra. Aquí tienes una guía rápida:

Cansancio: Como nos pasa a los humanos, el agotamiento provoca que tenga los ojos medio cerrados. Además, se suma una posición baja de la cabeza, los labios y los ollares de la nariz relajados y el cuello estirado.

Atención: Verás cómo aumenta la tensión en cuello, nariz y labios. Los ojos están muy abiertos y orejas tensas, dirigidas hacia el objeto que les causa interés. Cuando el cuello está levantado con la cabeza hacia abajo, es una muestra de distanciamiento pero, si el cuello y la cabeza están estirados, el caballo estará tratando de investigar aquello que le causa curiosidad.

Alarma: Como pasa con los seres humanos, una situación de alerta puede percibirse e la apertura de y boca así como tensión en los ollares de la nariz y las orejas.

Agresión: Si ves sus orejas echadas hacia atrás y pegadas a la cabeza, cuidado: está dispuesto a defenderse ante un peligro inminente. Los ollares de la nariz estarán dilatados, el cuello bajo y la cabeza extendida mientras mantiene los músculos del cuerpo contraídos.

Placer: Generalmente, el momento de la limpieza y peinado es algo que encanta a los caballos. Verás cómo de placentero le resulta al ver sus ojos medio cerrados, el cuello extendido e incluso porque gira su cabeza hacia aquella acción que le gusta. Puede gustarle tanto que hasta podrás oír pequeños gruñidos.

Parecidos asombrosos

El sistema EquiFACS define 17 expresiones faciales comunes en los equinos. A través de otro estudio de la misma universidad, se ha revelado que los caballos utilizan una serie de movimientos musculares para formar expresiones faciales dinámicas, y que estos movimientos, a veces son casi idénticos a los de los humanos.

Los investigadores ofrecen una visión de las complejas vidas socioemocionales de los caballos. “Los caballos son animales emocionales, sin duda,” afirma Jennifer Wathan, investigadora de la Universidad de Sussex. Aunque añade que “lo que sienten y cómo es expresado es una pregunta que aún está por precisar”.

En distintas situaciones sociales, los caballos mueven los músculos de la cara para crear varias expresiones diferentes, que comunican información a otros caballos. Para entenderlas mejor, los estudiosos han un sistema de codificación completa para entender mejor las acciones faciales equinas comunes: el EquiFACS .

Estas siglas se refieren a Sistema de Codificación de Acción Facial Equina y establecen un ranking de 17 expresiones, incluyendo “orejas hacia adelante”, “aumento del ojo blanco”, “sacar la lengua” y “labio prensador”, como principales expresiones que después se van combinando.

“El EquiFACS nos permite dar sentido a sus formas dinámicas y complejas de comunicación”, comenta Wathan. La nueva investigación podría ser de gran utilidad para veterinarios, entrenadores y amantes de la especie.

Cómo construir una buena relación con el caballo

Como pasa con muchas especies, siempre será más sencillo tener una buena relación con el caballo si comienzas a interactuar con el potro.

En primer lugar, debes tener cuidado con el momento del destete y mantener al potro destetado en grupo con otros compañeros de su especie y edad. Así, a través del juego, fomentará su desarrollo muscular, su capacidad motora y reducirá su estrés ante el cambio que está afrontando.

Entonces llegará el momento de relacionarse con él. Siempre es importante hacerlo con cariño y tranquilidad porque tu relación con el potro podrá marcar la percepción que tenga de las personas a partir de ese momento. Eres el responsable de construir su confianza hacia el ser humano, ¡sé lo más tranquilo y amable que puedas!

El dilema

Este estudio abre un debate sobre la influencia del ser humano en el comportamiento de los caballos tras años de evolución conjunta. “Hay varias explicaciones posibles para nuestros hallazgos. Los caballos pueden haber adaptado una capacidad ancestral para leer las señales emocionales en otros caballos para responder adecuadamente a las expresiones faciales humanas durante su convolución”, dice Karen McComb, codirectora de la investigación.

Y ofrece una teoría alternativa: “Los caballos individuales pueden haber aprendido a interpretar las expresiones humanas durante su propia vida. Lo que es interesante es que la evaluación precisa de una emoción negativa es posible a través de la barrera de las especies a pesar de la gran diferencia en la morfología facial entre los caballos y los seres humanos”.

¿Crees que hemos construido esa comunicación tras siglos de compartir vida con estos animales o es algo innato de la especie desde su aparición? ¡Queremos saber qué opinas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.