'La Ley nos pone las cosas muy difíciles para ayudar a los gatos'

gatos callejeros

‘La Ley nos pone las cosas muy difíciles para ayudar a los gatos’

Denuncian que su labor como ONG se complica debido a las normas que penalizan el devolver a gatos esterilizados a la calle, por considerarlo abandono.

En la ONG Gatómicas de Castilla-La Mancha están preocupadas. Y no es para menos. Una ley de protección de animales domésticos, existente desde 1990, prohíbe bajo sanción devolver a la calle los gatos una vez esterilizados al no distinguir entre gatos ferales y dómesticos.  Al mismo tiempo, se aprobó en 2014 una nueva ley de caza que permite matar a perros y gatos que anden sueltos por el campo.

Esto deja en situación de desamparo a miles de felinos y canes callejeros y compromete la labor de Gatómicas, que se ven con las manos atadas para ayudar a estos animales.

1. ¿Qué es Gatómicas y por qué surge?

Gatómicas es una asociación de rescate felino, que surgió al separarse de la actual protectora de Ciudad Real, para luchar abiertamente por mejorar la calidad de vida de los gatos. Debido a la existencia de protectoras en Ciudad Real, nos instalamos en el pueblo Miguelturra, a 5 km.

La falta de asociaciones y medios en otras zonas así como la gran cantidad de gatos abandonados en la capital, hace que siempre que tengamos espacio, realicemos rescates en otras zonas, por orden de gravedad de los casos.

La mayoría de los casos que recibimos de otras zonas son por atropellos, fracturas, problemas neurológicos o situaciones de extremo abandono. Y suelen requerir atención veterinaria inmediata e incluso operaciones.

No contamos ni con refugio ni con subvenciones, por lo que la ayuda que podemos proporcionar no es ilimitada. Nuestro refugio son nuestras propias casas y la de las pocas voluntarias que nos ayudan; nuestra fuente de ingresos los mercadillos y eventos solidarios que realizamos.

2. ¿Qué acciones lleváis a cabo desde Gatómicas con los gatos callejeros? ¿Y cómo os han afectado estas leyes?

Actualmente, no podemos realizar el método CES -procedimiento de Captura-Esterilización-Suelta-. Por ley, todos los gatos se consideran domésticos y, una vez rescatados, no pueden volver a la calle. De momento estamos trabajando con las colonias de gatos asilvestrados que son alimentados en propiedades privadas.

En el caso de colonias en chalets, ofrecemos a los dueños esterilización a coste muy reducido para que no suponga un gasto excesivo y nos encargamos de buscar casa para los bebes que se encuentren en edad de socializar.

En el casco urbano, es nuestra asociación la que se encarga de cubrir los gastos de esterilización. Como no podemos devolverlos a la calle por ley, sólo esterilizamos colonias que se encuentren en patios particulares donde, una vez esterilizados, se realiza un contrato de adopción a nombre de la persona que los alimenta. Y esta que se hace responsable de mantenerlos atendidos, avisarnos si aparecen nuevos gatos, etc figurando como “dueño” de los gatos. De esta forma, respetamos la ley ya que no se sueltan en la calle y legalmente tienen un dueño que se hace responsable de ellos.

El problema llega con las colonias callejeras, donde no podemos hacer mucho. Cuando tenemos acogidas disponibles, rescatamos principalmente gatas a punto de parir y a camadas, para evitar que sigan en aumento. Y una vez esterilizadas, las gatas son rehubicadas en chalets utilizando los mismos contratos de adopción. Siempre nos aseguramos de que las casas donde se rehubican reúnan las condiciones necesarias y que, en el caso de no vivir en esa casa  todo el año, se encarguen de atenderlos al menos un par de veces por semana para que no les falte de nada.

Según la ley, debemos encontrar un hogar a cualquier gato asilvestrado que saquemos de la calle.

3. Comentas que se prohibe devolver a los gatos a la calle. ¿La ley prohibe también expresamente el abandono animal?

Según la ley, cualquier gato que se encuentre solo en la calle se considera abandonado y debe ser trasladado a centros de protección. Pero la realidad es que hace 2 años se presentó un proyecto CES en Ciudad Real bajo el nombre de Ciudad Real Cats, donde se contabilizaron unos 400 gatos en colonias grandes. Y en Miguelturra, donde tenemos nuestra sede, presentamos el pasado año nuestro proyecto CES con un censo de 120 gatos en grandes colonias.

Hoy en día, nos multan si soltamos gatos esterilizados por considerar que los abandonamos. Y según el colegio de Veterinarios de Ciudad Real, el corte en la oreja identificativo del CES es una mutilación que no atiende a raza ni estética, por lo que también esta prohibida por la ley.

4. ¿Habéis propuesto oficialmente una modificación de esa ley? 

Ha sido la Asociación Ciudad Real Cats la que lleva dos años luchando por esta modificación en la capital. Durante el 2016, se ha mandado un escrito a la Junta de Comunidades CLM para que la ley vigente sea modificada permitiendo que los gatos ser parte del Proyecto CES, para que puedan ser debidamente identificados y devueltos a la calle. Hasta ahora, no se ha obtenido respuesta.

Y el hecho de que en 2014 se aprobara una ley de caza que permite disparar a gatos y perros que se encuentren sueltos fuera del casco urbano, no deja de sumar inconvenientes. Nos ponen las cosas muy difíciles para ayudar a los gatos.

5. ¿Qué acciones que planeáis en los próximos meses?

Ahora mismo, estamos manteniendo reuniones entre todas las asociaciones felinas de la provincia de Ciudad Real.

A la vez, se está creando una Coordinadora para presentar un proyecto CES común en todos los ayuntamientos e intentar hacer más presión desde cada rincón de la provincia y, a la vez, unificar criterios y protocolos para luchar unidos por los derechos de los gatos. Unos derechos que en muchos pueblos son pisoteados. Y las pocas personas que intentan cambiarlo, son etiquetadas como “las locas de los gatos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.