Qué hacer ante un golpe de calor en perros

Perro en coche con con calor.

Qué hacer ante un golpe de calor en perros

En verano no hay excusa que valga. No dejes a tu perro en el coche. Un golpe de calor en perros puede afectarle gravemente en menos de 20 minutos.

Estás pensando en ir a hacer recados y te da pena dejar a tu perro en casa. Total, si llevas el coche, no tardas nada y hoy no hace tanto calor… ERROR. Ni 5 ni 10 minutos. Un golpe de calor puede llegar a ser mortal y ocurre de manera muy rápida en lugares cerrados con poca ventilación.

Por Eva Veiga.

En un día donde las temperaturas rondan los 24ºC, en menos de 20 minutos se pueden convertir en 48ºC en el interior de un coche. En ese momento, el perro acumula más calor del que su cuerpo puede disipar, provocándole una hipertermia.

Un golpe de calor puede ser mortal en menos de 20 minutos

Y decimos hipertermia y no fiebre porque el centro que regula la temperatura del animal funciona correctamente. Pero son los mecanismos de disipación del calor los que no consiguen mantener la temperatura dentro de la normalidad. Los perros no sudan como nosotros -sólo lo hacen de forma mínima a través de las almohadillas de sus patas-, por lo que su principal mecanismo para la eliminación del calor es el jadeo.

¿Cómo saber si mi perro está sufriendo un golpe de calor?

Si tu perro ha estado expuesto a altas temperaturas y muestra los siguientes síntomas, lo más probable es que esté sufriendo un golpe de calor:

  • Temperatura corporal alta (mayor a 41- 43 ºC). Puedes comprobarlo tomándole la temperatura rectal, para ello puedes usar el termómetro que utilizamos nosotros.
  • Mucosas congestivas. Si le miras el interior del labio o las encías verás que tienen un tono rojizo más intenso de lo normal.
  • Jadeo excesivo.
  • Taquicardia.

Cuando el proceso es más grave podemos encontrar síntomas como: debilidad, postración, vómitos, diarrea, hipersalivación, temblores musculares, convulsiones, pérdida de consciencia e incluso la muerte.

¿Qué podemos hacer?

Ante la sospecha de un golpe de calor, se deben establecer inmediatamente métodos para enfriar a nuestra mascota. Podemos rociarla o mojarla con agua templada, cubrirla con toallas mojadas, ofrecerle agua fresca y emplear un ventilador para tratar de bajarle la temperatura.

Ayuda a tu perro a refrescarse con agua templada, nunca demasiado fría

OJO: Es importante que el agua sea templada. Si está demasiado fría, se producirá vasoconstricción periférica, lo que inhibirá la pérdida de calor y retrasará el proceso de enfriamiento.

A continuación, siempre debemos trasladarlo al veterinario más cercano -puedes usar nuestro buscador VetAdvisor para eso-. Si vamos en el coche, es recomendable llevar las ventanillas bajadas o poner el aire acondicionado. Ya en urgencias, le administrarán fluidos fríos vía intravenosa y se encargarán del manejo de las complicaciones secundarias.

Hay estudios que demuestran que los métodos de enfriamiento que usa el propietario/a hacen que la tasa de mortalidad sea menor. Así que no lo dudes: trata de enfriar a tu mascota usando nuestro consejos. No le expongas a un posible golpe de calor y, si crees que lo está sufriendo, actúa rápido. Tú puedes ayudar a salvarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.