'Fantasía canina', el primer concierto para perros en España

perro escuchando musica

‘Fantasía canina’, el primer concierto para perros en España

Música y perros es la mezcla que propone el Rafel Festival de Música Contemporánea. Eso sí, tú no podrás oírla.

El Rafel Festival de Música Contemporánea crea el primer concierto de España de música para perros, que se celebrará el 18 de septiembre en la localidad valenciana de Rafelbunyol.

Bajo el nombre de “Fantasía canina”, se trata de un espectáculo “del que no hay precedentes en España”, según afirma la concejala de Cultura de la localidad, Alicia Piquer. Uno de los vecinos, Jesús Salvador Chapi, es el compositor de los temas, para los que ha empleado ultrasonidos solo audibles por los perros.

El concierto es de entrada libre para los perros, a quienes ve como protagonistas y no como acompañantes de los humanos asistentes. Se celebrará en un espacio de 10.000 metros cuadrados, al que podrán acceder hasta 150 perros de forma gratuita aunque será obligatorio que vayan acompañados por sus dueños, cuya entrada costará dos euros.

¿Normas? El concierto debe cumplir la legislación referente a actos públicos con animales, por lo que los peludos tendrán que ir con correa y habrá que “prestar atención a los perros de razas peligrosas”, comentó la concejala, quien ha añadido que se reservan el derecho de admisión de “perros agresivos”.

cartel de fantasia canina concierto para perros

Conciertos para perros en el mundo

Aunque es el primer concierto para perros en España, no es el primero de su clase en el mundo. En enero de este año, la artista Laurie Anderson tocó para cientos de perros en la neoyorquina plaza de Times Square.

Anderson cogió su violín y empezó a tocar una pieza de 20 minutos especialmente diseñada para los peludos. La música era apenas audible para los humanos pero tenía el volumen perfecto para los canes. Las personas asistentes podían solicitar cascos para escuchar las melodías al volumen deseado.

Phoebe, una perrita de raza collie-australiana, empezó a ladrar mientras la música de fluía en sus oídos. Y no fue la única: una oleada de ladridos, gemidos y reacciones variadas mostraba que los perros percibían los sonidos.

No era la primera vez que organizaba un concierto para perros. La primera vez fue en 2015 en a Ópera de Sidney y, contenta con la experiencia, ha repetido en Mayo en el Brighton Festival.

Además de música, la artista -cuya carrera comenzó allá por la década de los 70- creó en 2015 el largometraje El corazón de un perro, que está nominado para el Óscar al mejor documental. La película se centra en la vida de su terrier fallecido, Lolabelle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.