Nathalie Seseña: “Aún nos queda mucho por hacer en un país donde los toros son fiesta nacional”

la actriz nathalie sesenta y su perro pepe

Nathalie Seseña: “Aún nos queda mucho por hacer en un país donde los toros son fiesta nacional”

Hablamos con la actriz Nathalie Seseña sobre su amor por los animales y sus cuatro mascotas.

Por Mavi Revuelta

Nathalie Seseña, a la que pronto podremos ver en su papel de Berta en la nueva temporada de La que se avecina, es amante de los animales desde siempre. “De niña, mi sueño era trabajar en un circo para estar rodeada de ellos. Aunque al crecer, ya he visto que no son los lugares adecuados y espero que se erradiquen pronto”, afirma.

La actriz -quien “viviría en el Arca de Noé” si de ella dependiera- comparte actualmente su vida y espacio con tres gatos y un perro; todos adoptados, ya que “estoy totalmente en contra de la venta de animales”. Asegura, rompiendo mitos, que se llevan fenomenal. “Esa idea de que los gatos son animales solitarios no la comparto en absoluto. Por eso adopté dos gatas hermanas para que siempre tuviesen compañía”.

Más tarde, desde una perrera de Sevilla, llegó “el gran Pepe”, como la intérprete le llama cariñosamente. “Es un perro increíble. Me acompaña a todas partes y en cada lugar sabe cómo comportarse. No tengo más que palabras de admiración por su inteligencia, educación y respeto allá donde vamos”, dice orgullosa.

Posteriormente, “una de las hermanas gatas falleció por enfermedad y entonces adopté a Luisito, otro gato maravilloso. Y después apareció Oli. En principio, solo se iba a quedar mientras le encontraba otra familia; pero Luisito y Oli se enamoraron y ya no hubo manera de separarlos, ¡así que la familia aumentó!”, recuerda.

la actriz nathalie sesena y sus gatos

Está claro que Nathalie adora a sus peludos y no duda al decir que “la vida es increíblemente mejor con ellos. Su capacidad de amor, calma y alegría hacen que sea mucho más interesante y enriquecedora. Me encanta observarlos; aprendo muchas cosas y también son muy divertidos. Y dicho sea de paso, son todo un regalo para el ego, ¡siempre atentos a una y amorosos!”.

Por este motivo, la actriz pelea para vencer los obstáculos que se presentan en el día a día con una mascota y tiene claro que su agenda y obligaciones no van a ser un impedimento a la hora de estar con ella. “Desde que nos conocimos, Pepe y yo acordamos luchar para que en este país, como ya pasa en otros, los perros puedan entrar en la mayoría de los sitios. Viene a trabajar conmigo cada día, me acompaña en infinidad de tareas y vamos a comer solo a los sitios en los que nos dejan entrar a los dos”, afirma.

Pero añade que, poco a poco, este es un tema en el que estamos avanzando. “Tengo la suerte de vivir en el Barrio de las Letras (Madrid), donde ya hay un montón de establecimientos con una pegatina Dog friendly. Creo que es cuestión de educación. Los animales, como los niños, son muy inteligentes, y solo hay que tomarse tiempo para enseñarles porque además, les encanta aprender”.

Y precisamente aprender es lo que necesita nuestra sociedad en cuanto al maltrato animal. “La conciencia de que no podemos hacer lo que nos dé la gana con el resto de los seres vivos del planeta es algo cada vez más evidente para mucha gente. Desde el colegio habría que enseñar a los niños a respetar a los animales. Pero en un país donde los toros son fiesta nacional es obvio que aún nos queda mucho por hacer. Aunque, por lo menos, cada vez se debate más; hace unos años ni se contemplaba”.

“La violencia, en cualquiera de sus formas, pero especialmente con niños o animales, que no se pueden defender de ninguna manera, es terrorífica y no tiene ningún tipo de justificación posible”, sentencia.

Acabamos hablando de su presente y proyectos. La actriz se despide con un deseo. “Espero que la gente siga disfrutando mucho con estos últimos capítulos de la serie”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.