Denuncian el uso del azufre en vías públicas de Tenerife

perro haciendo pis en la calle

Denuncian el uso del azufre en vías públicas de Tenerife

Echar sustancias químicas en las calles es peligroso y tóxico. Pero se sigue haciendo. ¿Usar azufre en la vía pública es ilegal?

“Esto es lo que sigue pasando en Santa Cruz de Tenerife, sin que -al parecer- nadie haga nada por evitarlo”, dice Daniel en el vídeo que ha publicado en YouTube denunciando el uso de azufre en las calles.

Con su perro de la correa, graba el azufre que llena los bordes de una acera en la ciudad canaria. Un azufre que “es contaminante, tóxico e ilegal”, explica. Añade además que no solo es tóxico para perros sino para cualquier persona y que, al impregnar gran parte de la vía pública, puede entrar en contacto con cualquier viandante, incluidos niños.

La Ley estatal del Ministerio de Medio Ambiente 304/2002 y el articulo 22 de la Ordenanza municipal de Limpieza, Espacios Públicos y recogida de Residuos -o en la normativa del Instituto de Salud Pública de Madrid, por ejemplo- advierten de la prohibición de depositar cualquier tipo de sustancia química en la vía pública. Lo complicado es llegar a sancionar a alguien por ello si no hay pruebas ni testigos de quién lo ha hecho. Por eso, la colaboración ciudadana es muy importante.

La Guardia Civil ha pedido a los ciudadanos a través de las redes sociales que denuncien ante las autoridades municipales a quienes echen en la vía pública azufre, algo que suele hacer con el fin de ahuyentar a los perros y otros animales y disuadirles de orinar en este punto. El cuerpo policial informa de que no sólo no es legal, si no que además es perjudicial y ensucia las calles.

En caso de querer repeler a animales de portales o locales comerciales, se pueden usar métodos naturales como vinagre, limón o pimienta de cayena.

Los peligros del azufre

El azufre (nº CAS 7704-34-9) es una sustancia peligrosa que puede afectar a la salud cuando es inhalado, ingerido y/o por contacto con la piel. Los efectos de la exposición pueden incluir ulceración de la piel, conjuntivitis, inflamación de la mucosa nasal, falta de respiración, asma y traqueobronquitis. Además es muy inflamable y puede originar mezclas explosivas en contacto con el aire o con materiales oxidables, según informa Madrid Salud.

Además, debe evitarse su contacto con agua y debe ser almacenado en frio, con ventilación adecuada, lejos de fuentes de ignición y de materiales oxidables. La información de todos los posibles efectos del azufre es pública.

En la Concejalía de Sanidad y Medio Ambiente también se han pronunciado en contra de estas prácticas, dando motivos por los que no debe hacerse:

Y eso sin entrar en que no existe evidencia científica del efecto de esta sustancia como repelente de los animales de compañía. Desde Madrid Salud insisten en que es tan solo una “creencia popular”; y una de las peligrosas.

¿Sigues viendo azufre en las calles de tu ciudad?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.