Consejos para ayudar a tu perro con su temor a los fuegos artificiales

perros con miedo a fuegos artificiales

Consejos para ayudar a tu perro con su temor a los fuegos artificiales

Si vas a celebrar el Fin de Año con pirotecnia y tienes perros, este artículo puede hacerte cambiar de opinión.

Redacción CBP

Las comidas de Navidad, las cenas con los amigos, la noche de Fin de Año… Estamos en una época de celebración donde nos rodeamos de seres queridos. Pero la pirotecnia puede hacer que nuestros perros sufran las fiestas mientras nosotros las disfrutamos.

¿Qué efectos tiene la pirotecnia sobre los animales?

Para tu perro o gato, los fuegos artificiales suenan como podría sonar una granada de mano para ti. El uso de pirotecnia les puede provocar taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo e incluso la muerte a los animales. Y, lo que es pero, algunos animales pueden sentir curiosidad y acercarse a estos explosivos, pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse en caso de explotar.

El Doctor Tomás Wheeler, Investigador y Docente en Veterinaria de la UNRC, afirma que “la pirotecnia provoca un impacto global; por un lado lo que produce a nivel del comportamiento y, por otro lado, la pólvora también puede provocar lesiones físicas por heridas en el animal o intoxicación”.

Y, a pesar de que el miedo a los fuegos artificiales se asocia más a los perros, insiste en que esto le sucede a “cualquier animal” porque “no entiende lo que está pasando”. Y pone un ejemplo para que comprendamos cómo lo viven: “Imaginen que están comiendo en casa y de pronto empiezan a caer bombas cerca; no es necesario que impacten en la casa para que tengamos miedo, el estruendo es terrible y esa falta de comprensión de lo que está ocurriendo es lo que nos asusta y lo que asusta al animal”.

Por eso, Wheeler subraya que “no es necesario que haya una agresión física -daño físico por los fuegos artificiales-, es una agresión sonora que le provoca al animal estrés y desesperación”. Un estrés que trae consigo un aumento de la frecuencia cardíaca, lo que en ocasiones extremas puede llegar a provocar un paro cardíaco. De hecho, eso le pasó a Pancho las pasadas navidades, que murió en Nochebuena por un infarto a raíz de un petardo.

6 consejos para ayudar a perros con temor a los fuegos artificiales

1. En primer lugar, ¡no los uses! No es necesario tirar petardos o lanzar fuegos artificiales para demostrarle al mundo tu felicidad. Especialmente si tienes animales cerca. Y, si la pirotecnia no depende de ti y otras personas van a usarla a pesar de que tú no quieras, trata de evitar exponer a tu perro a situaciones donde tengan que estar muy cerca de los fuegos o donde los oigan demasiado.

2. Si sabes que van a lanzar fuegos artificiales, puedes ir tratando de ‘disimular’ el sonido poniendo música en casa cada vez más alta. De esta forma, tu perro se irá acostumbrando al sonido in creciendo  y te ayudará a amortiguar el impacto sonoro de la pirotecnia en sus oídos.

3. No lo sobreprotejas. Sabemos que, si ves que tu perro sufre, tu primer instinto es abrazarlo. Es difícil pero no lo hagas. Si lo abrazas y le hablas con preocupación, él pensará que tiene motivos para estar preocupado. Y puede que empeores la situación. Déjale que se esconda, trata de distraerlo y acarícialo ligeramente; pero no actúes como si algo realmente malo fuera a pasar. Solo conseguirás asustarlo más.

4. ¡No lo mediques! Alguna gente cree que un calmante puede ayudar a su mascota frente a un ataque de ansiedad. ¡Ni se te ocurra darle medicinas de humanos o decidir por ti mismo/a darle pastillas que tenías de otra ocasión! Puede que esté tomando alguna otra medicina que sea incompatible con esas píldoras. Consulta siempre con tu veterinario/a más cercano antes de darle cualquier medicina.

5. Proporciónales un refugio. A algunos perros les gusta esconderse en el baño o bajo unas mantas. Dales opciones de espacios lo más insonorizados posible y donde veas que están más tranquilos. Les ayudará a pasar el mal trago sufriendo lo menos posible.

6. Si estás en exteriores, ponle la correa. En un ataque de pánico, un perro puede salir corriendo y no necesariamente hacia casa. El miedo les bloquea y les puede hacer tomar decisiones que, de otra manera, no tomarían.

7. Ten a tu perro identificado. No solo con su microchip -que es obligatorio- sino con una chapa con tu teléfono. De esta forma, si estás en una zona abierta y se escapa por el miedo, será más rápido encontrarlo; la persona que lo localice podrá consultar la chapa sin necesidad de tener que llevarlo a un veterinario para leer el microchip.

8. ¿Has probado el método Tellington Ttouch? Consiste en envolver a tu peludo con telas aplicadas sobres las zonas de más sensibilidad del animal. Es muy importante que el vendaje sea fuerte y apretado para que haga presión en los puntos clave de su anatomía. Puede ayudarle a sentirse más seguro y protegido. En este vídeo puedes ver cómo colocarle la tela:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.