Asociaciones de animales creen que tener un carlino o bulldog contribuye al maltrato animal

carlino y sus problemas de salud

Asociaciones de animales creen que tener un carlino o bulldog contribuye al maltrato animal

Consideran que estas razas nacen con problemas crónicos y que su familia humana no está preparada para darle los cuidados que necesitan.  

Varias asociaciones de veterinarios en Reino Unido han levantado ampollas con su último estudio, en el que concluyen que no estamos preparados para atender los cuidados de los perros de raza branquicéfalas, como carlinos o bulldogs.

La Roval Veterinary College de Londres indica que las razas branquicéfalas nacen teniendo problemas crónicos y muchos de sus compañeros humanos lo ven como algo normal sin ser conscientes de que esos ronquidos son señales de potenciales enfermedades motivadas por su hocico plano y achatado tamaño. “La oleada de popularidad de estos perros ha incrementado y por lo tanto se ha incrementado el sufrimiento animal de estos animales” señala Rowena Parcker, autora del estudio.

Carlinos y bulldogs se enfrentarán a lo largo de su vida a problemas respiratorios al andar y hacer ejercicio, problemas oculares y dificultades a la hora de comer.

Parcker asegura que “si estás criando perros con estas morfologías no importa lo buen criador que seas, estás exponiendo a estos perros a una probabilidad muy elevada de una interminable lista de complicaciones”

Según Kennel Club, una organización cinológica encargada de la selección y estandarización de las razas caninas, añade que “cualquiera que quiera tener un perro branquicéfalo, debe hablar con un club de propietarios de la raza para pedir consejo”.

Desde el portal Micarlino.com también se han pronunciado en varias ocasiones sobre la importancia de ser muy conscientes de qué perro estamos invitando a nuestras vidas y las necesidades que este tiene. “Los carlinos son una raza de perros maravillosa pero no es una raza canina para todo el mundo. Como defensores de esta pequeña raza, es responsabilidad nuestra el indicarles los aspectos negativos de la misma”, explican en un artículo del blog titulado No adquiera un carlino.

“¿Por qué decimos esto desde MiCarlino? Pues porque queremos que los carlinos vayan a casas apropiadas para su beneficio y para el suyo propio. Cuando adquirimos un perro, es de vital importancia que la raza escogida se adecue a nuestras necesidades y estilo de vida. Dar con la raza adecuada es positivo tanto para el futuro propietario como para el perro que vaya a su hogar”, subrayan.

Qué debo tener en cuenta para adoptar un carlino

Además de las cuestiones referentes a su salud como ya hemos indicado, debemos tener en cuenta que estas cuestiones suelen requerir ayuda veterinaria, lo que encarece sus cuidados durante los 12 a 14 años que el perro suele vivir. Si pones un carrillo en tu vida, ten esto presente y asume que tendrás que hacer frente a todas las facturas veterinarias que sean necesarias para que tu peludo se encuentre lo mejor posible.

También el pelo es una de las cuestiones sobre las que debes ser consciente. Sí, tienen el pelo corto pero sueltan mucho pelo; así que mentalízate de que habrá pelo en tu sofá o ropa sin que el perro pueda evitarlo. Además, los carrillos necesitan bastante mantenimiento: limpiarle las arrugas y oídos, cepillarlo, cortarle las uñas, vaciarles las glándulas anales (sí, ¡has leído bien!)… Busca tu veterinario más cercano para que te explique lo que debes hacer.

En cuanto al carácter, suelen ser perros muy inteligentes aunque dependientes y tercos. Es habitual que los carlinos te sigan por toda la casa y que además, debido a la tozudez, aprendan más lento que otras razas. No es que no sean listos, simplemente han decidido hacer las cosas de otra forma que pueden no encajar con lo que tú tenías planeado para ellos.

Lo bueno es que, si eres una persona con una actividad física media-baja, os vais a llevar genial. Suelen ser perros perezosos donde el ejercicio consiste en paseos y alguna pequeña carrera. Son más de sofá y manta.

Si sabiendo todo esto, decides poner un carlino en tu vida ¡adelante! Pero dale lo que merece para que viva de la mejor forma posible. ¿Tienes un carlino o un bulldog? Cuéntanos qué problemas suele tener y cómo los has afrontad o consúltanos tus dudas sobre sus cuidados dejando tu comentario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.