5 consejos para tener gatos más felices

gatos felices en su ambiente

5 consejos para tener gatos más felices

Tener un gato no es sólo darle comida y cariño. El entorno en el que vive es fundamental para su bienestar. 

Por Eva Veiga

¿Sabes lo que es mejor para tu gato? Para entender a nuestro felino, necesitamos conocer sus necesidades y saber cómo viven en su entorno natural. Mejorando las necesidades ambientales de nuestro felino podemos reducir comportamientos no deseados y enfermedades relacionadas con el estrés, es decir, podremos tener gatos más felices.

El gato se puede definir como un cazador solitario de pequeñas presas. Y aunque no son temerarios, tratan siempre de cazar de manera segura. Eso implica que, como mecanismo de protección, los gatos tienden a huir o esconderse ante una amenaza. Y sólo se enzarzarán en una pelea si no encuentran otra escapatoria.

Si aplicamos esto a nuestra casa, que es su nuevo ‘territorio’, podremos reproducir algunas de las condiciones que se dan en un entorno salvaje para que se sienta seguro y en el que pueda cazar evitando conflictos con otros gatos. La sensación de control del entorno, la previsibilidad y la rutina mejoran su capacidad para afrontar el estrés.

Pautas para mejorar la vida de tu gato: Desde el juego hasta la comida o las caricias

En 2013, la American Association of Feline Practitioners (AAFP) y la International Society of Feline Medicine (ISFM) elaboraron unas guías sobre las necesidades ambientales en gatos. En ellas, se explican los 5 pilares necesarios para un ambiente felino saludable:

1- Un lugar seguro

Debemos proporcionarle una zona a la que se pueda retirar cuando quiera y en la que se sienta protegido. Si el gato no puede ver posibles amenazas se siente más seguro, incluso si sólo una parte de su cuerpo está dentro de este refugio. Cuando llega a relajarse en esta zona, también puede servirle de área de descanso o para dormir.

En caso de tener varios gatos en casa debe haber por lo menos tantos lugares seguros como gatos tengamos, en localizaciones separadas y del tamaño suficiente como para contener a un solo gato.

¿Qué podemos usar de lugar seguro?

– Caja de cartón: ¡Más fácil, imposible! Una simple caja de cartón puesta de lado permite al animal esconderse y sentirse seguro dentro. Además, la parte superior puede servir como lugar de observación desde donde vigilar el territorio.

– Transportín: También sirve como refugio portátil para nuestro felino, teniendo la ventaja de minimizar el estrés asociado al transporte. Podemos introducir dentro la ropa de la cama de nuestro gato para proporcionar un olor familiar. Conviene evitar los que son muy abiertos (de barrotes) o taparlos con una manta para proporcionar mayor privacidad. Son muy recomendables los transportines en los que se desmonta la parte superior, ya que son de gran utilidad en el veterinario porque permite examinar al gato sin necesidad de sacarlo.

– Plataformas elevadas y estanterías: Deben de tener las dimensiones suficientes para permitir al gato estirarse por completo. Las plataformas con forma cóncava además proporcionan la sensación de estar escondido.

2- Múltiples recursos ambientales colocados en lugares separados

Estos recursos incluyen el comedero, el bebedero, el arenero, el rascador, la zona de juego y las áreas de descanso. Cada uno debe estar disponible en varios lugares de la casa y separados unos de otros, teniendo en cuenta que el arenero debe estar lo más lejos posible del resto.

El número de recursos debe seguir la fórmula de nº gatos + 1. Por lo que si tenemos un gato es recomendable tener 2 comederos, 2 bebederos, 2 areneros… separados entre sí. Es importante sobre todo en un hogar multigato, ya que evita que los gatos tengan que comer y beber uno al lado del otro, evitando el estrés asociado a la competencia por los alimentos.

Es una buena opción que la zona de descanso esté cerca de una ventana para permitir al gato ver el exterior a través de ella.

3- Comportamiento de juego y depredación

Como decíamos antes, es importante respetar el comportamiento natural del gato. Si no le permitimos desarrollar su instinto predatorio, podemos provocarle obesidad, aburrimiento y frustración. Esto puede manifestarse como exceso de acicalamiento, enfermedades relacionadas con el estrés o conducta agresiva.

Para ello, le proporcionaremos actividades de juego y alimentación:

– Podemos esconder comida en distintos lugares de la casa, lanzar pienso al suelo para que lo cace, o usar juguetes en los que se introduce comida.

– Con respecto al juego podemos usar los de tipo “caña de pescar” o juguetes de plumas o pelo. Lo ideal es tener cierta variedad que nos permita ir rotándolos por temporadas para evitar el aburrimiento de nuestro felino. Podemos esconder algún juguete dentro de cajas o por la casa para que el gato tenga que buscarlos y cazarlos.

4- Contacto humano positivo, regular y predecible

Los gatos son muy diferentes unos de otros. Muchos prefieren el contacto humano frecuente pero de corta duración mientras que otros son más mimosos y pueden no despegarse de nosotros mientras estén recibiendo caricias. Acepta cómo es tu gato y no fuerces la interacción con él. Es mejor que él elija cuándo y cómo se produce el contacto. Esto reforzará el vínculo que tienes con tu mascota.

5- Respeta la importancia del sentido del olfato felino

La información captada por el sentido del olfato les sirve a los gatos para evaluar su entorno y sentirse cómodo y seguro. Los gatos marcan su territorio con señales olfativas y feromonas a través del roce facial y corporal. Por eso:

– Evita usar productos de limpieza o sustancias que puedan interferir con estos olores.

– Cuando introduzcas objetos nuevos en casa, frótalos con ropa que haya marcado nuestro gato.

– Proporciónale áreas de rascado, donde podrá depositar el olor de las glándulas de sus almohadillas plantares.

– Cuando laves su cama hazlo por partes para que siga manteniendo su olor.

Os animamos a seguir estos consejos. ¡Vuestros felinos lo agradecerán!

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Cuántos consejos de la lista sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.